Resúmenes Cochrane

Evidencia fiable. Decisiones informadas. Mejor Salud.
Language:
Español

Benzodiazepinas para la agresión o agitación inducida por la psicosis

Donna Gillies, Stephanie Sampson, Alison Beck, John Rathbone
Publicado en línea: 
30 abril 2013

Los pacientes con problemas de salud mental pueden presentar un comportamiento agitado, violento y agresivo que puede ser peligroso para sí mismos o para otros. Generalmente, se utilizan técnicas de apaciguamiento como conversar con el paciente para calmar la situación. Sin embargo, la conducta de los pacientes puede estar demasiado perturbada, violenta o agitada.En estas circunstancias, se administra una tranquilización rápida para lograr un estado de calma. Se utilizan tres clases principales de fármacos para lograr una rápida tranquilización: antipsicóticos típicos; benzodiazepinas; y más recientemente antipsicóticos atípicos. La revisión incluyó 21 estudios en los que participaron 1968 personas.El objetivo fue explorar los efectos tranquilizantes de las benzodiazepinas (solas o en combinación con antipsicóticos; placebo; y antihistamínicos). En general, no hay información suficiente en estos 21 estudios para apoyar o refutar la administración de benzodiazepinas (solas o en combinación con otros fármacos, cuando se necesitan fármacos de urgencia).En su mayoría, los estudios son demasiado pequeños, por lo que se requieren estudios más grandes e informativos antes de establecer conclusiones definitivas en cuanto a la efectividad de las benzodiazepinas. Sin embargo, hubo pruebas de buena calidad que indican que las benzodiazepinas son al menos tan efectivas como los antipsicóticos para reducir la agitación asociada con las enfermedades mentales.Los efectos secundarios como el aumento de peso, los temblores y la dificultad para hablar fueron significativamente mayores en los pacientes que recibieron antipsicóticos. Por lo tanto, si los antipsicóticos se utilizan para la tranquilización rápida, se deben administrar con otro fármacos calmantes (medicación anticolinérgica) que puedan prevenir los efectos secundarios. También hubo algunas pruebas de que la combinación de benzodiazepinas con antipsicóticos fue superior a cualquiera de los fármacos solos y también puede reducir los efectos secundarios.

En resumen, no hay datos sólidos a partir de estos estudios para apoyar o refutar el uso de las benzodiazepinas, con o sin antipsicóticos o en combinación con otros fármacos, si la situación se ha deteriorado en tal grado que se necesiten fármacos de urgencia. Sin embargo, las tasas menores de efectos secundarios en los pacientes que reciben benzodiazepinas puede ser un motivo para elegir las benzodiazepinas sobre los antipsicóticos más antiguos. La falta de datos de buena calidad deja a los gestores, médicos, psiquiatras y elaboradores de políticas frente a decisiones difíciles. Actualmente, hay pruebas limitadas que indican que las benzodiazepinas (solas o en combinación con antipsicóticos) son claramente superiores a los antipsicóticos (solos o en combinación con antihistamínicos) para reducir la conducta psicótica aguda, como la agresión o la agitación.

Este resumen ha sido por escrito Benjamin Gray, Service User and Service User Expert, Rethink Mental Illness.